Oftalmólogo en Cannes

La cirugía de la catarata

Como médico oftalmólogo especializado en la cirugía de la catarata en Cannes Villa Francia he operado con excelentes resultados a miles de pacientes. Además de aportar mi dilatada carrera en la práctica oftalmológica y mi amplia formación junto a profesores de reconocido prestigio, estoy convencida de que mis pacientes merecen ser acompañados con empatía. Por eso, me preocupo por informar a mis pacientes de la mejor manera posible para que siempre sepan a qué atenerse en todas las fases del procedimiento y puedan resolver todas sus dudas.

Indicación para la cirugía

Una catarata es una opacificación del cristalino natural del ojo. Cuando la visión se vuelve opaca y borrosa y las gafas dejan de ser útiles, puede ser conveniente realizar una operación de cataratas para recuperar la capacidad de visión.

Cirugía de la catarata

La Chirurgie de la Cararacte CannesLa cirugía de la catarata es una cirugía moderna del ojo mediante una pequeña incisión que permite retirar el cristalino problemático y corregir, si es necesario, la graduación de las gafas en función del tipo de implante de lente intraocular.

Las lentes multifocales tóricas de calidad superior están diseñadas para obtener una visión lo más clara posible de lejos (televisión y conducción), a media distancia (distancia de ordenador) y de cerca, reduciendo la dependencia de las gafas. En ocasiones, las lentes intraoculares multifocales se asocian con el deslumbramiento al mirar las luces, algo que podría interferir con la conducción nocturna, aunque este efecto secundario es menos perceptible con las lentes modernas actuales.

Las lentes monofocales estándar también son una solución adecuada para corregir la visión de lejos y, con una «micro-monovisión» precisa, pueden conseguir igualmente buenos resultados a una distancia intermedia (ordenador). Es posible que resulte necesario corregir la visión a corta distancia (mediante el uso de gafas) después de la operación para colocar las lentes monofocales estándar.

La operación de la catarata es una intervención ambulatoria que se realiza bajo anestesia local. Puede practicarse con anestesia tópica aplicada con gotas o con una pequeña inyección en la zona del ojo para anestesiarlo. No obstante, si le preocupa especialmente esta cuestión, es posible considerar la utilización de una anestesia local con sedación o una anestesia general. Al final de la operación, deberá llevar un parche en el ojo para evitar los roces accidentales hasta el día siguiente.

Lentes intraoculares

En función del resultado visual deseado, se decidirá el tipo y la potencia de las lentes implantadas.

Lentes monofocales estándar

La lente monofocal estándar aspira a conseguir una visión clara de lejos combinada con el uso de gafas de lectura para la distancia de cerca en ambos ojos. Las lentes monofocales estándar podrían conseguir una visión intermedia razonable (distancia de ordenador) si se prevén antes de la intervención quirúrgica en ambos ojos.

La micro-monovisión se obtiene cuando el ojo dominante (el «ojo director» para la distancia de conducción) está dotado de un implante de lente intraocular que aporta una visión nítida de lejos y el otro ojo se corrige con las lentes intraoculares que aspiran a conseguir una buena visión a una distancia relativamente corta (-1 D-1,5 D), algo muy positivo para la distancia de ordenador y el control telefónico. Sin embargo, la lectura de un libro o un periódico requerirá el uso de gafas graduadas.

Lentes tóricas para corregir el astigmatismo

Para obtener los mejores resultados visuales con una menor dependencia del uso de gafas, el implante de una lente tórica es una opción indicada si tiene más de 1,0 D de astigmatismo. Para ello, es necesario realizar evaluaciones y cálculos adicionales antes de la intervención quirúrgica. Estas lentes especiales deben solicitarse con antelación ya que suelen tardar unos días en estar disponibles.

Lentes multifocales

El implante de lente intraocular multifocal (LIO) (incluyendo la lente tórica para la corrección del astigmatismo) aspira a reducir la dependencia de las gafas tanto en la visión de lejos como de cerca. Sin embargo, para una visión de lejos muy clara o una visión completamente nítida de cerca, puede resultar necesario seguir utilizando gafas.

Las lentes multifocales más modernas parecen reducir el deslumbramiento y la aparición de halos en torno a las luces, un síntoma que resulta muy molesto para la conducción nocturna. Aunque no sean especialmente perceptibles en la visión durante el día, en ocasiones se ha subrayado la percepción alterada del contraste con estas lentes multifocales. Por estas razones, el implante de lentes multifocales no está indicado para todas las personas. Los problemas maculares preexistentes pueden interferir con una visión clara de lejos y de cerca a pesar de que la implantación de las lentes multifocales se realice con éxito, por lo que es imprescindible descartarlos de forma previa a la intervención.

Todos los pacientes que se someten a una intervención quirúrgica con lentes multifocales deben someterse a un escáner de retina (OCT) para detectar cualquier alteración macular.

Riesgos de la operación de cataratas

La infección (endoftalmitis) es una enfermedad rara (menos de 1/1000 pacientes) que suele presentarse en las semanas posteriores a la operación. La aparición de dolor agudo, enrojecimiento o visión borrosa después de una operación de cataratas puede ser un indicio de una endoftalmitis. Es fundamental realizar una valoración inmediata de estos síntomas para aplicar, si es necesario, un tratamiento intravítreo con antibióticos con carácter urgente.

La hemorragia es un problema muy raro en la cirugía moderna realizada con microincisiones, pero podría aparecer.

Ruptura de la cápsula posterior (PCR) (la membrana que sostiene el cristalino puede agrietarse durante la operación). Este problema suele resolverse en el mismo momento de la operación, pero puede impedir la implantación de una lente tórica o multifocal. Cada cirujano tiene una tasa individual de PCR que depende de su experiencia y sus habilidades quirúrgicas. Los pacientes tienen derecho a conocer la tasa de PCR de su cirujano.

Si se presenta esta complicación, es posible que fragmentos de la catarata caigan a través de la cápsula posterior afectada en la parte trasera del ojo. En la mayor parte de los casos, el cirujano de la catarata deberá interrumpir la operación y derivar al paciente a un cirujano vitreorretiniano como yo.

Como cirujana oftalmóloga especializada en la cirugía de la retina, a mi clínica acuden pacientes derivados de otros profesionales para resolver esta complicación mediante la realización de una operación de vitrectomía (retirar el resto de la catarata caída en la parte posterior del ojo e implantar una lente intraocular).

Mis 14 años de carrera, cientos de intervenciones oculares realizadas y mi formación continua junto a los mejores cirujanos de la retina de Europa me permiten valorar la situación de cada paciente y escoger la mejor técnica y las actuaciones necesarias para la situación personal de cada uno. Entre mis pacientes se encuentran residentes en Antibes, Niza o Mónaco que no dudan en desplazarse hasta Cannes para poder asistir a mi gabinete para ser evaluados y recibir atención médica. Si quiere solicitar una cita para una intervención de cataratas en Cannes o para otras intervenciones del ojo, contacte conmigo aquí.

Cirugía de la retina

Examen de la vista

La consulta incluye una revisión completa de la vista y el ojo para comprobar que todo funciona correctamente.

En la misma visita en que se realice el examen de la vista, es posible que se recomiende el uso de gafas.

Examen de la vue